MAMOVA 2015. Objetivo cumplido.

publicado en: Carreras Trail | 0

Volvía este año a hacer esta carrera tras la edición de 2013 y haberme perdido la del año pasado por una lesión.

Tras el pequeño golpe moral de Espadán 2015, la semana fallera y motivos personales, la preparación de esta carrera no había sido la adecuada. De hecho, en los dos meses que van de una a otra carrera, llevaba acumulados 200 kilómetros, y una clase de Crossfit semanal.

Partiendo de esa base, calculé que podría terminar la carrera un poco por encima de las 6 horas, aunque bastante cerca.

Revisando tiempos de paso y finales de la edición anterior, me marqué los siguientes objetivos, para que me sirvieran de guía, pero sin querer agobiarme si no los cumplía:

 


 

Punto Solana Pobleta Peña Parda Artaj Meta
Kilómetro 13,5 21 27,5 34 42
Tiempo 01:45:00 02:45:00 03:45:00 04:45:00 06:00:00

Analizando después los puntos de paso, prácticamente clavamos todos los tiempos.

Tras hablar con algunos compañeros del club de los distintos objetivos, decidimos empezar juntos Alberto, Juanito y yo y, depende como nos viéramos, continuar juntos hasta el final. Menuda alegría. Cuando vas a hacer una carrera algo mal de forma y no vas a ir cegado con la marca, ir con alguien conocido hace que todo sea más fácil.

Llega el día de la carrera. A las 6:30 me uno a Alberto, Cobreti, Lucio y Bob y nos vamos hacia Andilla. Menudo grupo de cabroncetes están hechos, no paran de darse caña entre ellos todo el camino y las risas no paran.

Llegamos a la Pobleta y se empiezan a notar los nervios. Unos a por su dorsal, otros rebuscando material por su mochila, otros con la mirada algo perdida…..

Al llegar a las escaleras, nos vamos encontrando todos los Som que pasaremos el día en este pueblo. Unos corriendo el maratón, otros la media, algunos ayudando en nuestro avituallamiento y otros acompañando y animando a todos los compañeros.

foto5

Foto de grupo y para los cajones de salida. Tengo que decir que lo de los cajones no lo vi nada bien organizado. Cada uno se ponía donde quería. No había indicaciones de qué cajón era cada uno. Vamos, para eso, mejor no poner nada. Creo que es de los pocos, sino el único «pero» que le pondría a la organización.

Se da la salida y nos la tomamos muy tranquila, excepto Alberto, que decide hacer una de sus ya míticas salidas a cuchillo, lo que el llama «mis 100 metros de gloria» y en los que casi arranca todo el vallado de la salida!! jajajajajaja. Comenzaba bien la mañana.

Damos la vuelta de rigor y volvemos a pasar por la salida, en el que sería el kilómetro 2,5. Aquí los compañeros nos brindan una animación espectacular. El speaker alucinaba con el griterío que se armaba cada vez que pasaba uno de nosotros por allí. ¡Menudo subidón!

foto6

Encaramos ya la primera subida los tres juntos, a un ritmo muy tranquilo. Aquí saco ya los bastones de la mochila y los monto. Ya no los plegaría en toda la carrera. No tengo muy practicado lo de sacarlos y meterlos mientras corro y al ser telescópicos, no son muy cómodos para mi, así que prefiero llevarlos en la mano.

Vamos de «charreta» y a un ritmo tranquilo. Nos cruzamos con Ricardo, que va con nosotros unos kilómetros y luego se va para delante. En este momento empieza una discusión entre dos corredores por el dichoso «¿me dejas pasar?». Menuda murga dieron, ¡más de 5 minutos subiendo y discutiendo los dos! La verdad, que poca cultura de trail tienen algunos…..

Cada vez que vemos a alguien meando, le dedicamos un particular «uuuuuu» y vamos contando los que pasamos así. Según calcula Juanito, si los 200 que llevamos delante paran a mear, hacemos podium!! jajajajaja

Sobre el kilómetro 8 perdemos de vista a Alberto. Bajamos el ritmo y nos alcanza. Nos dice que tiremos, que queda mucha carrera y ya nos cogerá. Por desgracia, ya no lo volvimos a ver. Fuerza Alberto, el año que viene te podrás vengar.

Llegamos al pico más alto de la carrera, la Solana, kilómetro 13,5, en 1 hora y 45 minutos, después de posar para cuc de llum

_H7C0386

encaramos con calma la bajada, bastante técnica y con algo de tráfico. Por aquí nos pasan 3 o 4 corredores de la media.

Llegamos a la pista, en el kilómetro 14,5, y aquí perdemos todas las opciones de podium, ya que nos toca parar a echar una meadita.

Seguimos a un ritmo controlado y, por el kilómetros 17, nos alcanza Paquito, cuñado y liebre de Sucman en la media. Nos dice que viene bastante tocado, que le animemos todo lo que podamos. El tío va como una rosa y no para de girarse y de ir adelante y atrás a buscar a su compañero y darle toda la fuerza posible. Yo creo que habría hecho podium si hubiera corrido solo.

Enseguida nos alcanza Sucman. Le pegamos unos gritos a ver si le podemos dar ese empujón hacia la meta. Buena carrera la tuya, figura.

Aquí, de nuevo, me saca una foto muy chula Sergio, de cuc de llum:

foto2

Llegamos a Andilla, subimos el peñón, por no llamarlo peñazo. Veo totalmente innecesario los pasos de este tipo. A mi no me aportan nada y siempre me encuentro algún grupo esperando para subir, lo cual te hace esperar, pero es lo que hay.

Encaramos la entrada a la Pobleta. Hay mucha gente animando, sobre todo los niños, que no paran de aplaudir y gritar. Llevamos 21 kilómetros y unas 2 horas y 40 minutos de carrera.

Llegamos al avituallamiento del Som Passatge. Allí vemos a Julius, Carla, Isa y Sandra. ¡¡Menuda capacidad de trabajo!! Nos llenan los bidones, dan bastones, nos sacan fotos, nos animan, nos preguntan como vamos, Julius nos ofrece mil «movidas» para tomar jajajajaja…. Qué barbaridad y qué chute de moral nos dan para lo que nos queda.

FB_IMG_1429476422858

Encaramos una de las subidas más complicadas de la carrera. Al menos eso recordaba de la edición de 2013. Esta vez me la tomé con calma y no se me hizo tan larga.

Empezábamos ya a escuchar a la speaker del avituallamiento del club Coyote. Kilómetro 27 (peña Parda). Qué buen ambiente tenían allí arriba. Echamos un vistazo al avituallamiento y si, allí estaba. Un cubo metálico, con hielo y varios botes de cerveza dentro. Me acerco a Juan y le pregunto si le apetece una a medias. Sólo con la cara que me ha puesto, tengo suficiente jajajajaja.

Nos la tomamos con calma, comemos algo y encaramos la bajada hacia Oset. Es bastante complicada y técnica, y más con los kilómetros que ya llevamos encima. Me doy cuenta que no estoy controlando nada los tiempos para tomarme las sales, geles, etc y decido ponerme las pilas en ese sentido, sino pueden aparecer los famosos calambres y amargarme lo que queda de carrera.

Sigo bastante bien muscularmente. Sólo tengo una pequeña molestia en la planta del pie. Una llaga, debido al calor que empieza a hacer.

Pasamos por Oset, kilómetro 32. Aquí me doy cuenta de que ya no está el avituallamiento que había en 2013. Voy justo de agua, así que, a apurar hasta Artaj (kilómetro 34), donde llegamos con 4 horas y 40 minutos.

FB_IMG_1429571390474

Vamos hablando de lo que nos queda. Otra subida castiga piernas, hasta los temidos cortafuegos.

El cansancio se va notando. Ya no nos reímos tanto. Hasta que llegamos a la base del primer cortafuegos. De nuevo parada técnica para vaciar líquido. Juanito, aquí creo que perdimos el top 10 jajajajajaja.

Encaramos este primer cortafuegos bastante bien. El hacer la subida hasta allí tranquilos, nos hace adelantar fácilmente a los 4 o 5 corredores que llevamos por delante en la subida. Nos vemos tan bien que nos echamos unas risas en plan: «uuuuuuu, un cortafuegoooos…. puer no es para tantoooooo!!!» jajajajajaja.

Paramos en el último avituallamiento, kilómetro 38. Llevamos unas 5 horas y 30 minutos. Calculo que yo no bajamos de 6 horas, pero vamos, tampoco nos agobiamos.

Subimos el segundo cortafuegos a buen ritmo. De hecho, adelantamos a 7 u 8 corredores más.

Encaramos ya los últimos kilómetros hacia el pueblo. En un tramo de pista, noto como el «isquio» derecho empieza a subirse hasta que zás!!! calambrazo. Me toca parar y estirar un poco.

Me adelanta un corredor que amablemente me pregunta si estoy bien. Le comento que es un calambre y me dice que baba agua….. Vaya, es la primera vez que me recomiendan agua para un calambre.

Me tomo un vial de magnesio y reanudamos la marcha.

Ya se empieza a escuchar al speaker. Empezamos a cruzarnos cada vez con más gente, adelantamos a algunos corredores más que ya van prácticamente andando.

Encaramos la recata de meta y ahí, de nuevo, tenemos a los compañeros del Som Passatge. De nuevo subidón, que nos hace apretar en este último tramo. Tanto es así que me toca decirle a Juan que frene un poco, que el isquio está juguetón otra vez.

Comimos y bebimos en el avituallamiento de meta, nos fuimos a la ducha, donde nos echamos unas buenas risas con Rafa, que andaba por allí tras su pedazo de carrera. La verdad es que hizo un «tiempito», como le decía Juan  jajajajajaja

Al final, 6 horas y 5 minutos. Puesto 167 de 438 «finishers» más unos 70 abandonos. Muy contento, por el tiempo, las sensaciones y la gran compañía de Juan. Sé que el podría haber hecho mejor tiempo, ya que iba mejor que yo, pero se decidió empezar y acabar la carrera conmigo. Qué grande eres Juanito!!

En resumen, buena carrera, buen tiempo y ya puedo decir que #soymamover de nuevo.

Veremos como se nos da en #Mamova16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *