III Trail de Montanejos. 30km

publicado en: Carreras Trail | 0

El pasado domingo, 1 de noviembre, nos fuimos a correr la tercera edición de este trail.

Como dicen en su página web, “posiblemente, la carrera por montaña más bonita de la Comunidad Valenciana“. Evidentemente, no las he corrido todas, pero si que diría que, por varios aspectos, podría serlo.

A nivel de imagen y comunicación por redes sociales, me ha gustado mucho. Todo bien explicado, comunicación y notificaciones constantes…. Muchas carreras deberían aprender.

También le dan un toque especial con el tema de la cabra, la taza en meta y otros aspectos que comentaré más adelante.

EL TRAYECTO: Salí de casa y fui recogiendo compañeros. Con Juanito, Oscar y Miguel en el coche, tiramos hacia Montanejos.

Os podéis imaginar las risas que no echamos en el coche. A destacar las mil preocupaciones de Oscar con el tema de la previsión de lluvia y sus historietas sobre un avituallamiento de otra carrera en la que sospechó que le habían dado algo “diferente” jajajajajaja.

Aparcamos a la entrada del pueblo, y bastante cerca de la meta.

Nos dirigimos al hotel donde habían dormido algunos compañeros, para tomarnos un café. De camino nos cruzamos con Chiri y Bea. Y allí nos encontramos con Israel, Sandra, Javi, Edu y unos cuantos más.

Volvemos al coche a acabar de prepararnos. Oscar se pone dos bolsas de plástico en los pies…. por si acaso jajajajajaja.

Cuando nos quisimos dar cuenta, eran ya las 8:45. Llegamos tarde a la foto con el resto del SOM, pero la repetimos.

12208823_1204556309560844_6560779050587222719_n

 

Aquí llegó un momento que no me gustó nada. Sí, ya sé que habían avisado de que llegáramos pronto, pero me pareció un poco agobiante y estrecho el control de entrada al cajón de salida. No entiendo muy bien su finalidad. ¿Que nadie salga sin dorsal? Bueno, pueden juntarse 20 metros más adelante de la salida.

Otro de los puntos que no me gustaron (sí, soy un poco renegón), es la cantidad de gente que corrió con el dorsal de otra persona. Creo recordar que la organización daba la la posibilidad de cambiar el titular del dorsal hasta unos 15 días antes. En este punto, nada que reprochar a ellos y sí a los corredores.

Puedo entender que el tener que inscribirte con tanto tiempo, al acabarse pronto las plazas, pueda dar lugar a lesiones, compromisos, etc. Pero debemos de tomar consciencia TODOS en una cosa, no se debe correr con el dorsal de otra persona, más aún cuando la organización te da la opción de cambiarlo. Hay que tener en cuenta que, en caso de accidente, el seguro no cubriría los gastos derivados de la atención médica, desplazamiento, posible rescate…… Sé que esto no va a cambiar y la gente lo seguirá haciendo pero… ¿y lo a gusto que me he quedado?

Bueno, y después de la chapa en plan padre que acabo de soltar, vamos con la carrera.

PREVISIÓN: Como objetivo, nos habíamos marcado acabar entre 3 horas 10 y 3 horas 20. Sin conocer el terreno, era complicado calcular tiempos de paso, pero, mirando los tiempos del año anterior, preparé una tabla con los siguientes datos:

  • EL CHORRO: 36 minutos.
  • EL CANTÓN: 1 hora y 20 minutos.
  • EL CHORRO II: 2 horas 10 minutos.
  • LA MAIMONA: 2 horas y 40 minutos.
  • META: 3 horas y 10 minutos.

Lo dicho, iba a ser complicado cumplirlo y pensaba estar más cerca del 3 horas y 20 minutos, pero esto nos serviría de referencia.

LA SALIDA: Miguel y yo nos colocamos bastante delante en la salida. No conocemos el recorrido, pero, por si acaso se hace algún tapón, preferimos salir delante. Miramos alrededor por si tenemos algún compañero cerca, pero con el estrés del control de entrada, nos hemos separado. En ese momento nos damos cuenta de que no hemos calentado nada. ERROR!!! Nos tendremos que conformar con dar unos saltitos y estirar un poco los músculos.

LA CARRERA: Se da la salida y vamos bastante bien colocados. Llevaremos delante a unos 40 corredores, con lo cual, no vamos muy apretados.

No pisamos prácticamente nada del pueblo. Los primeros kilómetros son bastante llanos y por zonas anchas, así que vamos bastante cómodos.

Como referencia, llevamos delante a Patricia, una máquina en esto del trail running, ganadora de muchísimas pruebas. Por un momento pensamos que, igual, hemos salido un poco acelerados, pero dadas las características del trazado, las últimas dos o tres semanas de entrenamiento las había dedicado a la velocidad, siguiendo los consejos de mi míster. No he tenido mucho tiempo, pero he cumplido con casi todo lo que me marcaba y eso ha hecho que me encuentre muy rápido al principio.

Llegamos a la primera subida, corta, continuando por una bajada bastante rápida. Ahí pasamos a Patricia. Le comento a mi hermano que no se haga ilusiones, que al final, seguro que nos vuelve a coger.

En ese momento llegamos al Chorro (35 minutos). Zona bastante peculiar por la salida de agua desde la roca que da nombre a ese punto. Sale con mucha fuerza, lo que hace que toda la zona esté mojada y haya mucha agua en suspensión.

Escuchamos unos gritos que venían desde el puente. Eran Tomás y Cris que nos daban ánimos y nos sacaban alguna foto.

Un poco más adelante nos encontramos a Marc y Mabel, también haciendo fotos. Nos dan ánimos y continuamos. No paramos en el avituallamiento.
11219100_1204562626226879_3577348991514606546_n

 

Llega la subida más larga del día. Aquí pasamos a un par de corredores y nos pasan otros tantos. Voy yo delante desde el principio. Miguel me comenta que vamos demasiado rápido y luego lo podríamos pagar. Es extraño, normalmente soy yo el que lo piensa, pero me veo tan fresco que decido mantener el ritmo.

Llegamos a la parte más alta, donde se encuentra el segundo avituallamiento. El Cantón, en 1 hora y 20 minutos. Vamos clavados de tiempo. Aquí como sólo un trozo de membrillo y relleno agua. Llevo un par de barritas encima, así que no necesito detenerme demasiado.

Empezamos una larga bajada, bastante rápida, que incluso se me hace pesada en el último tramo. Las vistas del pantano y alrededores son muy chulas, pero no te puedes encantar mucho mirando, porque a la derecha tenemos un cortado bastante impresionante.

Nos alcanza el Pony. Menudo animal. Después de haber hecho el ultra del Monduber la semana pasada, ¡el tío va como una rosa!

Compartimos dos o tres kilómetros con el, hasta que, al llegar al tercer avituallamiento, el Chorro II, paramos un momento y se nos va. Empiezo a notar los isquiotibiales algo cargados y, aprovechando el avituallamiento, decido parar a estirarlos. Llevamos 2 horas y 8 minutos, es decir, dos minutos por debajo de la mejor marca prevista. Esto me asusta un poco, porque sé que tarde o temprano nos pasará factura.

11921601_1204567459559729_4244140898498662419_n

 

Encaramos una pequeña subida, algo dura, en la que empezamos a notar los primeros amagos de calambres, lo que hace que bajemos el ritmo y aprovechemos para tomar sales y magnesio. A continuación una corta bajada, cruzando el río, saltando entre piedras, y comienza la subida hacia el cuarto avituallamiento. Vamos bordeando un barranco. Las vistas siguen siendo muy bonitas.

En este tramo nos pasa Patricia. Miro a mi hermano y nos reímos, recordando mi frase al principio de la carrera. Qué manera de gestionarse. Un 10 para ella.

Llegamos al último punto de control, la Maimona, en 2 horas y 43 minutos. Ya empezamos a notar el bajón por los calambres y el cansancio. Cargo agua e isotónico. Paso por ese momento de “estoy hasta la po… de correr”. Así que decido tomarme un gel con cafeína, a ver si me animo un poco.

Aquí vi una imagen que no me gustó nada (vuelve mi momento renegón). Una de las chicas que iba de las primeras clasificadas, iba acompañada por un par de chicos. Al menos uno de ellos no llevaba dorsal. Ella no llevaba nada encima. Ni bidones, ni mochila, ni botella blanda, nada de nada. Eran ellos los que lo llevaban todo y le iban dando de beber y comer. Además, en un tramo de subida, vi como uno de ellos le empujaba de la espalda para que subiera más rápido. La verdad, me parece un gesto muy feo, nada deportivo y totalmente reprochable. Además, el reglamento lo prohíbe. Estas cosas no deberían suceder.

Volvemos a la carrera. Veo que mi hermano se me va unos 100 metros. Intento acelerar para cogerlo, pero estoy bastante cansado y cualquier esfuerzo extra hace que el gemelo me de un aviso. Así que me mantengo en mi ritmo.

Quedan unos 2 kilómetros y sólo veo a lo lejos, en algún zigzag, a mi hermano. En ese momento veo al Chispi, que me dice que lo llevo delante, pero lo dicho, imposible pillarlo.

Por fin llego al pueblo. Escucho los ánimos de la gente y decido apretar un poco, ya que llevo a un chico bastante cerca y no me hace ninguna gracia que me pase en el último momento.

12208389_10207846765916653_5444063280000104778_n

 

Aquí empiezo a acalambrarme y, como puedo, encaro ya la recta de meta. Veo que mi hermano me está esperando para acompañarme. Me dice que prácticamente acaba de llegar. Saludo a algunos som que estaban en la meta y por fin llego. Tiempo final, 3 horas, 14 minutos y 43 segundos (al menos en la clasificación oficial, porque el reloj no dice lo mismo).

12193397_704645423003167_8449933010066022681_n

 

En la meta me encuentro a Jota, que ha hecho un tiempazo, al Pony y a algunos del Som que han venido a animar, como Paco Mora o Inma.

Aprovecho para beber bastante coca cola, con mi taza de finisher, y comer algo de lo que nos ofrece el avituallamiento final.

FOTO CON PONY. LOS ALTOS DEL CLUB

Mi hermano y yo decidimos ir al coche a cambiarnos, ya que hace algo de frío. Después volvimos a la meta para ver llegar al resto de compañeros del club.

 

CONCLUSIONES: Es una carrera totalmente recomendable. Las vistas son impresionantes, no tiene prácticamente ningún tramo técnico y es muy corredora. De hecho, hay que andarse con ojo, porque puedes emocionarte más de la cuenta y luego te puede pasar factura.

Corrí con mis nuevas zapatillas. Las Joma Olimpo. De momento, ni un solo pero. Cómodas, con buen agarre y bastante económicas.

Los avituallamientos en carrera me parecieron muy correctos. Bien ordenados, completos y bien atendidos por los voluntarios.

La comunicación los días previos a la prueba y la info en su web, muy bien.

Eso si, me pareció un poco cara (25 euros). Pero puedo entender que todo el tema de comunicación, controles de paso, etc pueden ser algo costosos para la organización.

Como siempre, el ambiente de todo el club, una pasada. Desde los ánimos antes de la salida, los animadores en los distintos tramos de la carrera, las fotos, la espera en meta…. Una maravilla.

Como he dicho, carrera muy recomendable y que queda marcada en mi calendario para ir a disfrutarla y, si puede ser, mejorar el tiempo hecho, el año que viene.

Gracias a la organización y a los compañeros del Som por las fotos.

Ahora, a meter algo de desnivel estas dos semanas, porque el próximo 21 de noviembre me espera el marató dels Dements.

Dejar una opinión