Maratón de Espadán 2013

publicado en: Carreras Trail, General, Uncategorized | 0
Viendo que se acerca de nuevo esta preciosa carrera, comparto en este blog la crónica que hice en el foro del club de mi debut, tanto en la distancia como en la prueba (CRÓNICA EN EL FORO DE PASSATGE).

Perdón por el tostón, pero no todos los días se debuta en la distancia de Filípides.

Para mí era una carrera especial por muchos motivos:
Porque era la primera, porque pasaba por mi pueblo, porque la iba a hacer con mi hermano y por los entrenes que nos hemos pegado unos cuantos de la sección Trail del SOM PASSATGE.

Los augurios a 3 días de la prueba no eran nada buenos. Dolor en la planta del pié en el entreno del jueves que me obligó a parar y hacerme los 4 km que quedaban hasta casa andando. Imaginar las vueltas que le di al coco….

El Viernes visita al fisio con mil dudas. Tengo que agradecer a las chicas de FISIOFÉNIX que me hicieran un hueco y pudieran atenderme. Y en especial a Cris, que me explicó perfectamente lo que tenía, el porqué y como podría salvar la carrera e intentar terminarla. Tenía una metatarsalgia, pero después de ultrasonidos, corrientes, masaje descontracturante y el correspondiente vendaje me encontraba bastante mejor.

SAMSUNG

Además me dio unas plantillas con la zona delantera acolchada para que la planta del pie no sufriera tanto. Y a destacar que al día siguiente de la carrera me llamaron para darme la enhorabuena y preguntarme que tal me encontraba.

El sábado probé a andar con las plantillas y las zapas de montaña, mejores sensaciones pero aún no lo tenía claro.
Por la tarde, quedada en plan niñeros, «J» y yo con los nanos a un parque de bolas. Mientras ellos jugaban, nosotros a estudiar:

SAMSUNG

Preparativos de material y a rezar para el día siguiente.

SAMSUNG

06:00 suena el despertador. Desayuno y me visto sin querer pensar en mi pié.
06:50 recojo a Julius (se le notaba nerviosete) y a las 07:00 nos juntamos con «J» y tiramos camino de Puzol (si, Puzol, siempre nos toca entrar a recoger allí al xiquet), para recoger a mi hermano, básico y totalmente necesario para mí en esta carrera.

Recogemos los dorsales, nos vestimos y al campo de fútbol sala del colegio, donde nos hicimos la foto de grupo.

SAMSUNG SAMSUNG sexta

09:00 se da la salida. El planteamiento era sencillo, vamos a intentar acabarla sin agobiarnos por el tiempo.

Al llegar a la primera subida, a Rascaña, tapón. Era el kilómetro 3 y nos costó hacerlo unos 15 minutos.
Después bajada y subida suave hasta llegar a Vall de Almonacid (kilómetro 10). Aquí, al ir por asfalto, empiezo a notar molestias en la planta del pié. Me asusté bastante porque era la misma sensación del día del entrene y que me obligó a parar. No le dije nada a mi hermano porque confiaba que en la subida, al ir andando, se me pasaría.
Comemos un poco en el avituallamiento y a encarar la primera subida seria del día, al alto de Bellido. De nuevo tapón. Los kilómetros 12 y 13 nos cuestan 16 y 11 minutos respectivamente. Mi hermano va bastante fuerte y yo voy frenándole. Primero, por no forzarme yo y esperar a que se me pasaran las molestias y segundo, por guardar fuerzas pues quedaba mucho. En estos primeros tramos íbamos con Tano, otro almedijano en carrera.
Continuamos a un ritmo controlado, este tramo sólo tenía una subida casi vertical de unos 100 metros, hacia la Rodana. Ahí nos cruzamos con Edu.
Seguimos hasta la bajada del barranco malo. Nos encontrábamos bastante bien.

Y ahora llega el espectáculo. Segunda subida “gorda” de la mañana hasta una pista donde encontramos otro avituallamiento, en la zona de la cueva del Estuco. Allí estaba Lino reponiendo fuerzas.
Comimos un poco y para arriba. En el reporte del Garmin se ve claro. Los kilómetros 20, 21, 22 y 23 nos costaron 18:34, 18:41, 14:24 y 13:21, pero por fin se cumplió una de mis expectativas para la carrera, llegar al pico sin apenas molestias en la planta del pié.
Descendemos hasta el collado de Íbola y allí, en el avituallamiento, primer toque de atención. A Miguel le empieza a molestar la rodilla. Yo bajaba ambriento así que, mientras le ponían reflex y estiraba un poco, yo me puse las botas (membrillo, barritas, sándwich de sobrasada). Hay que ver el hambre que da correr por el monte.
En esos momento era yo el que me encontraba bien pero cogimos un ritmo de unos 6 min por kilómetro, para ver que tal le respondía la rodilla, hasta Almedíjar (km 32). Al llegar a nuestro pueblo, nos cruzamos con el primer almedijano y, como no, nos suelta una frasecita para recordar: “Vaaaa mecawendiós!!! Que el primero ha pasado hace tres horas!!!” jajajajaja!!!!.

Apunto de llegar al avituallamiento, me pegaron mis dos primeras rampas a la vez, al intentar subir una cuesta de 2 metros nada más. Era en la parte interior de los cuádriceps (en los «isquios»). Por un momento pensé que me tenía que quedar allí, pero un chico que había sufrido lo mismo que yo me dijo una frase que me hizo ver algo de luz, “tranquilo que a mí me ha pasado lo mismo y andando un poco se te pasa”.
Importatísimo también el apoyo de mi hermano, dándome tranquilidad en todo momento.

Después de caminar unos 200 metros se me pasó y tiramos hacia Segorbe, nos quedaban 9 km. En este tramo nos juntamos con Gustavo y Nacho (amiguetes de Almedíjar), aunque este último iba muy bien y se marchó delante.

En cada cuesta, escalón o similar, medíamos al milímetro para evitar calambres.

Llegamos al último avituallamiento, Castellnovo. Íbamos tocados pero no parábamos.
Y tiramos los tres juntos hasta la ansiada meta. Fue verla y nos cambió la cara, intercambiamos felicitaciones y llegó otro de los momentos alegres del día.
En la meta, esperándonos desde hacía una hora, estaba «J», con la reflex preparada para hacernos la ansiada foto de FINISHERS!!!! Lo habíamos conseguido, 6 horas y 20 minutos después!!!.

septima

Ojito a la publicidad del equipo!!!, jejejejeje.

Que caritas teníamos algunos al acabar……

novena

Enseguida vimos a Julius, Tano, Guillermo, Carlos Boigues y Jose Vicente Acebrón. Todo eran abrazos, felicitaciones y sonrisas.
Y también se acercó Onofre, hermano de Victofol , otro de los grandes del SOM, y que formaba parte de la organización.

Gran gesto el de Onofre que vino a preguntar que tal estábamos, si nos encontrábamos bien y a felicitarnos por terminar.

Tengo que decir que un 10 para la organización. Señalizaciones perfectas, asistencia médica más que destacable, avituallamientos espectaculares, no les faltaba de nada, en ninguno. Isotónica, agua, geles, barritas, plátanos, membrillo, sanwiches variados…
Y muy original el regalo a la llegada. Bocadillo de embutido, cervecita y sudadera conmemorativa de la prueba.

Tras la carrera nos fuimos a un bar a tomarnos un café, a comentar la carrera y cambiar impresiones.

SAMSUNG

Aquí tenéis el reporte, por si queréis echar un vistazo:

REPORTE GARMIN
Como he dicho ya 1000 veces y no me cansaré de repetir, estoy orgullosísimo de haberla hecho entera con mi hermano y compartirla con los pedazo de compañeros que tenemos en el SOM.

Ahora a descansar que ya llegarán nuevos retos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *