Subida al pico del Remedio, Chelva

publicado en: Carreras Trail | 0

Tras 8 meses sin participar en una carrera por montaña, debido a lesiones, bajos estados de forma y compromisos familiares, decidí apuntarme a este trail.
Me llamaba bastante la atención por varios motivos:
Lo primero, que algunos compañeros del club iban a hacerla.
Lo segundo, la distancia. Quería competir antes del primer gran objetivo de esta temporada, el Marató dels Dements, y una carrera de 28 km, pensé, me vendría de lujo para prepararme y probarme.
Por suerte, ese mismo día se adelantan los relojes una hora, así que, esa horita más de sueño que me llevo.
La carrera se disputaba en Chelva. Es una población situada en la comarca del los Serranos, a unos 65 kilómetros de Valencia, y tiene unos 2100 habitantes.
La carrera lleva el nombre de su pico más emblemático, donde se sitúa el santuario del Remedio (1053m).
Esta prueba es la última de la liga CXM de la Serranía y se llegaba a ella con los principales puestos de la clasificación general por decidir, lo cual la hacía más interesante aún.

Bajé de casa unos minutos antes de la hora acordada con Juanito, pero ya estaba esperándome. Recogimos a Sucman y nos dirigimos hacia Chelva. Risas y vaciles, como no, por el camino. Una vez allí nos encontramos con Rafa, Oscar y Asun, de FisioFénix, que había venido a acompañar a su chico y nos sacó unas cuantas fotos.

IMG_703463805774910

Recogimos los dorsales, nos cambiamos, fuimos a calentar y por fin a la salida.

IMG_703433517113755 IMG-20141026-WA0000

El inicio de carrera, como siempre, lo llevo fatal. Me cuesta calentar, los sóleos me arden, no cojo el ritmo… Además, hace mucho que no compito en montaña (unos 8 meses) y voy con un poco de respeto.
A los 2 kilómetros llega la primera subida, la más dura de todo el recorrido. Es una ascensión de 3 kilómetros, con 500 metros de desnivel positivo. Al empezar la subida me empiezo a descolgar de los otro 4 compañeros del club. No quiero forzar para seguirlos, porque sé que me cuesta mucho coger el ritmo.
Subo lo mejor que puedo, viendo a los compañeros constantemente, a unos 100/200 metros de mi posición.
Al llegar al santuario me encuentro el primer avituallamiento. Solo hay líquidos, así que, como llevo la mochila con los bidones cargados, decido no parar.
Ahora viene el último repecho, la subida a las antenas. Al final, tras una pequeña trepada, consigo llegar al punto más alto de la carrera. Empiezo a notarme mejor y el saber que me he quitado casi la mitad del desnivel de encima me da fuerzas.
Empieza entonces una bajada de unos 6 kilómetros, la primera parte por una pista de tierra bastante ancha.
Consigo ver a lo lejos a Sucman y Juanito y decido tirar a saco para pillarlos. Sé que si no los alcanzo, me va a costar bastante llevar un ritmo alto.
A los 2 o 3 kilómetros consigo alcanzarlos. Juan va delante, con un ritmo bastante alto y sin mirar atrás.
Llegamos al avituallamiento del kilómetro 11,5. Comemos un poco y seguimos. Ahora es Sucman el que marca el ritmo. Andamos bastante pero lo hacemos bastante rápido.
Siguiente avituallamiento, kilómetro 13,5 aproximadamente. Prácticamente ni paramos. Continuamos la subida.
Aquí Suc va haciendo cambios de caminar/correr. Esto a mi me mata, pero tengo que aguantarme si no quiero descolgarme.
Iniciamos otra bajada por una senda bastante cómoda, hasta llegar al avituallamiento del kilómetros 21. Aquí Juan se nos empieza a ir. Está fuerte y va sacándonos distancia.
Tras refrescarnos y beber un poco le pregunto a Suc como va. Me dice que tire. Lo veo bastante tocado así que decido seguir mi ritmo. Empieza otra subida dura, 1,6 kilómetros y unos 200 metros de desnivel positivo y a estas alturas de carrera esto ya «pica».
Me voy separando del pequeño grupo que formábamos con 2 o 3 corredores más y sigo en solitario.

IMG_704265942505579

A unos 3 o 4 kilómetros de la meta me pasan hasta 3 corredores, pero estoy tan cansado y agobiado por el calor, que no tengo fuerzas para seguirlos.
Me voy girando para ver si veo llegar a Sucman, pero no veo a nadie.
Por fin encaro la entrada al pueblo. Una última rampa criminal y por fin la plaza. Conseguido, 3h 18m, cun un ritmo medio de 7:02 min/km y con la sensación de haberlo dado todo.

Allí me encuentro a Juan, que ha hecho 3h15m, Oscar, con 3h11m y Rafa con 3h07m. Les doy la enhorabuena a mi estilo jejejeje.
Voy aprovechando el avituallamiento. De 10, la verdad. Mucha variedad y con la posibilidad de repetir lo que quisieras.
4 minutos después entra Suc. Se le ve bastante entero.
Y tras un chapuzón en la fuente de la plaza y un rato de tertulia, nos dirigimos al coche para emprender la vuelta a casa.

Resumen de la carrera:




Tengo que decir que la carrera es muy bonita, bien organizada, bien señalizada y con unos avituallamientos correctos en carrera y excepcionales en meta.
Lo único que no me gustó fue el no llevar chip, pero lo tienen bastante bien controlado ya que al llegar anotan tu tiempo.

Me quedo con las buenas sensaciones en carrera. Haber llevado bien la distancia y un ritmo alto. Además terminé con la sensación de haberlo dado todo, lo cual me alegra bastante, ya que los entrenamientos y la constancia empiezan a dar resultados.
Ahora ya a pensar en el Marató dels Dements.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *